De los tiempos en que los árabes dominaron Mallorca nos han quedado pocos documentos escritos, pero son suficientes para saber que en Biniamar había algunas casas. Según el diccionario de Alcover-Moll, el nombre de Biniamar es de origen arábigo, probablemente de bani ahmar, “hijos del rojo” o bien de bani Ammar nombre propio de persona según Asin Top.

Lo que sabemos es que los años que siguieron a la conquista de Mallorca se hicieron varios establecimientos de casas sarracenas o que “fueron de los moros”, situadas en la alquería de Beniamar. El 31 de marzo de 1229 el rey Jaume hacía donación al canónigo de Tarragona de la alquería de Beniamar, entre otras, aunque esta donación no fue lo suficiente clara y no aparece así mencionada en el Llibre del Repartiment. También tenemos constancia de que en el siglo XIII había un alcalde que actuaba en aras del canónigo, defendiendo sus derechos y administrando justicia. Los alcaldes de Biniamar tenían sus propios libros de acuerdos donde registraban todas las actuaciones que hacían por pleitos, denuncias, concesiones de tutorías, etc.

Fuente: Historia de Biniamar, del autor Ramón Rosselló Vaquero.

@2009 Biniamar, CP 07369. Reservados todos los derechos. Aviso Legal / Estadísticas